Mediación

Una opcíon para considerar seriamente

¿Mediación o asesor jurídico para ambos?

Tradicionalmente en las compraventas que se realizan en España participan asesores inmobiliarios y adicionalmente, para estar seguro que sus intereses están bien defendidos, tanto vendedores como compradores contratan el asesoramiento jurídico. En un considerable número de ocaciones esta práctica ha resultado en un enfrentamiento de opiniones que solo frena o dificulta el proceso de las operaciones innecesariamente.

IGP propone que al contar con el resultado de la inspección un abogado mediador será suficiente para realizar un análisis del caso con la suficiente rigurosidad e imparcialidad que permita dar la mejor forma jurídica al acuerdo al que ya hayan llegado las partes, en este caso el mediador solo tiene un objetivo que es común a los participantes llevar a feliz término una negociación con la garantía del estricto seguimiento de las normas establecidas a través del código ético de IGP.

Mediación para compraventas que han caido

A menudo también sucede que a pesar de que el comprador y el vendedor llegan a un acuerdo el trato se cancela, muchas veces con razón y otras innecesariamente. Los mediadores con la independencia que les es inherente a su escencia y en cumplimiento a las reglas planteadas y aceptadas en el código de ética de IGP podrán asistir, a solicitud de cualquiera de los participantes compradores, vendedores y/o profesionales, analizando a profundidad cada caso, dictaminando su viabilidad o no, así como presentando una propuesta concreta de la forma jurídica en la que se deba formalizar la operación en el caso de que sea viable.

Dicho dictamen será presentado a IGP para su respectivo registro y control.